Caos

Caos

El proceso de transformación inherente a la vida corresponde al Ritmo del Caos.

El Caos es la disolución de una estructura dada en algo diferente todavía sin definir. Es el tránsito inevitable de lo conocido a lo desconocido.  Corresponde al ámbito de lo mental.  Su elemento es el agua, su cualidad característica es pasar de una estado a otro, ser siempre cambiante.

eeeeeeeeeeeee

eeeeeeeeeeeeee

eeeeeeeeeeeeeeeeee

Eeeeeeeeee

 eee

 

Imagen 7eeeeeeeeee

 

 

Siguiendo la evolución energética de la ola, al Ritmo de la forma le sucede el del cambio

Desprenderse de lo habitual y familiar  y entregarse al misterio de lo incierto, requiere soltar las riendas, el control, las preconcepciones, los apegos a lo preexistente, abrirse a las múltiples posibilidades del devenir con grandes dosis de confianza en la vida.  En realidad vivimos estos procesos de cambio continuamente, en mayor o en menor media, cada vez que experimentamos una alteración del curso de nuestras vidas, por ejemplo por un cambio de trabajo, el fin de una relación de pareja, etc.

 

 

Muchas veces nos aferramos a lo conocido pCaptura de pantalla 2013-08-27 a la(s) 14.11.37or miedo a la incertidumbre, preferimos inclinarnos por lo “seguro” incluso, aunque haya dejado de ser beneficioso para nosotros. Intentamos mantener una realidad que no se sostiene ya por si sola pero que parece darle sentido a nuestra identidad. Ese miedo a perder el control de nuestras vidas, de abandonar lo predecible, crea  una resistencia que se traduce en tensiones, rigideces que limitan nuestra capacidad de fluir y nos impiden evolucionar con la vida.

La única forma de relacionarse con el caos, es entregándonos a él. Lo que sucede en el cuerpo se transfiere a otras áreas y ámbitos del ser humano. En los 5 Ritmos para poder atravesar los procesos de transformación, aprendemos a desbloquear corporalmente nuestros apegos, soltando el control que ejercemos sobre nuestro cuerpo. Relajamos la cabeza, confiándole a los pies nuestro sostén, explorando alternativas de movimiento diferentes a las habituales. Nos abrimos al universo de la creatividad, atreviéndonos a dejar danzar “al salvaje” en nosotros, que se despoja de parámetros, de juicios, se libera de restricciones sociales, que se entrega plenamente y con confianza al pulso de la vida.

 

 

Captura de pantalla 2013-08-27 a la(s) 13.50.49 Captura de pantalla 2013-08-27 a la(s) 13.32.35